LEE DORSEY: Yes We Can

LEE DORSEY: Yes We Can (Polydor, 1970)

lee-dorsey-yes-we-can

Razón tenía Allen Toussaint cuando decía que se sentía realmente desinhibido cuando producía sesiones de grabación para Lee Dorsey. Uno puede sentir que su trabajo se respaldaba en su gran humildad, que en su aparente timidez había fuego y ritmo a raudales y que solo una voz como la de Lee podía traducir a la perfección las calientes partituras que Toussaint reservaba para su cantante favorito.

Y no menos cierto es lo que opinó Gillett en su crítica del disco para Creem cuando decía que, para ser justos, el disco debería ser atribuido a los dos: un Allen Toussaint que se encontraba en un momento de fertilidad creativa sin parangón y un Dorsey que cayó rendido a la sabiduría del maestro, afilando al máximo sus cualidades interpretativas. Los tiempos de los éxitos pop de principios de los sesenta, joyas bublegum como «Ya Ya» o «Do-Re-Mi» o perlas pop como «Ride Your Pony» o «Working For The Coal Mine» ya habían pasado.

El movimiento por los derechos civiles, las protestas juveniles, el levantamiento de la sociedad afroamericana y la revolución hippie habían endurecido la música. Ya no se trataba de facturar entretenimiento para una horda de jóvenes sedientos de diversión. Se trataba de conmocionar. De contagiar. De liberar a una audiencia encadenada y cabreada.

 

 (El resto del artículo se puede leer en el libro Espíritus en la oscuridad. Viaje a la era soul de Andreu Cunill, publicado por la editorial 66 rpm).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s